DESCUBRIR EL ESPARTO

DESCUBRIR EL ESPARTO

MIS RAICES Y EL ESPARTO.

Hace ya unos cuantos años, a finales de los noventa, el patriarca de la familia enfermó. Ahora dime tú, si eres de esas personas que llevas toda la vida trabajando, que sin tener tu rutina diaria te sientes perdido, no te queda otra que re-invertarte. En su empeño por estar ocupado, una servidora descubrió el esparto.

 

HABÍA OÍDO HABLAR DE ÉL, PERO NUNCA LE PRESTÉ ATENCIÓN.

 

Lo típico, te cuentan alguna anécdota de su infancia, intentas visualizarla o hacerte una idea de lo que te están hablando y luego guardas en tu memoria aquello que te ha llamado más la atención. Creo que no se me quedó mucho de aquello que me contaron pues al no conocer que tipo de “hierva” me hablaban, fue como hablar a las paredes, vamos “nada de nada”.

Cuando era una quinceañera se pusieron de moda los capazos y cestos. Aquel verano todas las chicas parecíamos representantes de cestos. Que cosa más exagerada, es que no pasabas desapercibida, ibas con un “cestorro” casi más grande que una, con tu toalla y la crema para el sol, y bueno si me apuras un libro y una botella de agua. Recuerdo que el cesto me duró dos temporadas de verano, y bueno, no fue del todo barato, así que aún mejor.

En el verano del 98 mi padre se puso enfermo, “jodido” para que me entiendas, no se permitió practicar el aburrimiento. Le dio a la cabeza y se las ingenió para que sus sobrinas del pueblo le mandaran un buen cargamento de esparto.

Que coño vas a hacer con esto?. -Tú espera y ya verás!

Cuando vi que se liaba a contar tiras y a hacer grupitos con ellas, pensé que estaba perdiendo el tiempo. A medida que esas “hiervillas” iban cogiendo forma, comprendí lo que me dijo mi padre de ESPERA Y YA VERÁS.

Que guay, que cosa más hermosa y a la vez sencilla. No me lo podía creer que se pudiera conseguir tal resultado. Las horas en el balcón haciendo pleita se convirtieron en su terapia. Lo que en esos momentos su mente pensaba, sólo lo sabe él, pero te aseguro que se convirtió en producción casera de bolsos.

Bolsos para toda la familia, cestos y capazos a “go go” y bueno ya no te cuento cuantas cestas de pan se puso a hacer, aquello era como un no parar.

 

Ahora miro con otros ojos los precios de los capazos de los mercadillos artesanales y me doy cuenta que los están regalando.

Te invito a que conozcas el trabajo que hace mi padre, que casi a sus 80 años sigue practicando. Un trabajo que si se tuviera que cobrar por el tiempo de elaboración no se podría pagar. No te puedes imaginar la de horas que se necesitan para elaborar cualquier creación por muy sencilla y pequeña que sea.

 

♥ ♥ ♥ Una pequeña muestra ♥ ♥ ♥

 

 

Aunque hoy no te he presentado un video-tutorial de costura creativa, me ha parecido interesante presentarte otro tipo de artesanía bastante cercana a mí. No descarto aprender algún día, conozco el funcionamiento, pero a día de hoy todavía no me he puesto a ello.

Te mando un beso enoooooorme y te agradezco que me acompañes en esta nueva aventura, cuídate mucho y disfruta cosiendo o como no, creando. Hasta pronto, bendiciones, Susanna.

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE

CÓMO HACER UNA TARTA DE PAÑALES

CÓMO HACER UNA TARTA DE PAÑALES

Hoy vengo con una súper genial idea, que te va a sacar de mas de un apuro, una tarta de pañales.

Y aquí me tienes, contándote los pasos para hacer una tarta de pañales.

Aunque se pusieron de moda hace más de una década, eso no significa que hoy en día no se siga utilizando como regalo sorpresa para un recién nacido. Con una tarta de pañales, no te equivocas ni en los gustos de los padres, ni en la talla, ni en nada. Vamos, ahora entre tú y yo, ¿No te ha pasado que te han regalado algo que no era de tu agrado y tuviste que poner cara de -OOOOH, QUE BONITO!!!!? Pues a lo que voy, con este regalo, no te pasa.

Recuerdo que fue uno de los regalos que recibí que me dejaron sin habla, fue para el nacimiento de Maria. Eso me dio la oportunidad de crear unas cuantas y regalarlos a mis amigas o parientes que se estrenaban como mamás.

Haz un cálculo, así por lo alto y dime! ¿cuántos pañales al día necesita un bebé? Cinco, seis, hasta siete si me apuras? Entonces te animo a que pongas en práctica este tutorial para la próxima vez que tengas que hacer un regalo a alguien muy especial.

 

Si te apetece echarle un vistazo al video-tutorial, puedes darle al botón.

 

Y como siempre digo, disfruta al máximo cosiendo o creando, un saludo muy grandote desde la acogedora y ya fresquita Suiza de una amiga, Susanna.

No olvides ponerte en contacto si tienes dudas o cualquier cosa, vale? Gracias por acompañarme en esta aventura.

Materiales necesarios:

  • 7 / 8 pañales para el tercer piso
  • 16 / 20 pañales para el segundo piso
  • 30 pañales como mínimo para el primer piso
  • cartón para la base
  • cintas, lazos, papel de seda, tela,…
  • celo, gomas y cuerda
  • papel de celofán.

 

Si decides hacer una tarta de pañales tienes la posibilidad también de forrarla con alguna mantita pequeña. Tienes que doblarla de tal manera que tenga la altura del piso de la tarta y ayudarte de algún imperdible para sujetarla. También puedes usar gasas de colores.

Tienes infinidades de cositas con que rellenar la tarta:

  • cepillo de dientes infantil,
  • termómetro
  • colonias
  • cremitas
  • bastoncillos de algodón
  • calcetinitos
  • un body enrollado
  • unos zapatos de ganchillo,…..

Conociendo tu presupuesto puedes inspirarte y decorarla quedándote genial.

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE

ETIQUETAS DE ROPA CASERAS

ETIQUETAS DE ROPA CASERAS

¿Preparada para crear tus etiquetas?

Tal y como te prometí, hoy quiero contarte como hago yo las etiquetas de ropa que luego más tarde utilizo para marcar las prendas que coso, que cursi queda eso de prendas, pero hay que darle un nombre a esas cositas, no?

Es fácil, pero muy fácil, dicen siempre todos. Lo es, pero hay que pillarlo, como todas las cosas, cuanto más practicas, más experta te haces en la materia, para eso no hay que ser muy listo, digo yo!!!

 

Material necesario:

Cinta de algodón entre 1,5-2 cm, depende el tamaño que quieras crear las etiquetas, hoja en color blanco, yo utilizo de AVERY T-Shirt transfers y como no, una plancha.

 

 

 

  1. Creas un documento Word como el que he creado yo, pero a tu medida.

 

post etiquetas de ropa casera del blog chipetas costura creativa

 

 

  • Cuando lo has creado, lo guardas como …. (le das el nombre que tu quieras, en mi caso es: etiquetas plancha).

 

  • Marco el documento word , voy al programa de Photoshop, abro una hoja nueva: formato A4 y pego lo que he copiado del documento de Word. Una vez pegado lo guardo como… y me voy a la barra de herramientas, elijo Bild (foto, imagen,… ) opción Drehen (girar, voltear,…) y por último horizontal spiegeln (espejo). Ya está!!!

 

etiquetas de tela casera de chipetas el blog de costura creativa.

 

  • Guárdalo de nuevo con el nombre que quieras y a imprimir!!!

 

foto del post etiquetas de ropa casera

 

  • Cortas las que necesitas y a planchar! un poco trabajoso pero también tiene su encanto saber que las has creado tu solita!!!

etiquetas de ropa casera               etiquetas de ropa casera

 

Tachaaaaannnnn!!!!!!!!!!!

 

el resultado de las etiquetas de tela caseras

 

 

Espero que te haya gustado y que mis explicaciones hayan sido lo suficientemente buenas para entender lo que tienes que hacer. De tener alguna duda, no olvides enviarme un mensaje y en cuanto tenga un rato te contesto.

 

Un saludo, Susanna el corazón de Chipetas.

 

UN NUEVO LOOK PARA MI CÓMODA

UN NUEVO LOOK PARA MI CÓMODA

No sólo las personas cambiamos de look.

Lo digo porque esta vez le ha tocado a mi sideboard lavarle la cara. Mira que llegamos a almacenar y a guardar trastos en casa, creo que si participase en uno de esos rastrillos, mi stand sería, a parte de variado, quizás el único con tantos trastos en la mesa.

Ya he comentado que estamos haciendo reformas en casa, me lo paso super bien yendo a revisar todo lo que hacen los trabajadores, fisgo pero sin malas intenciones, hablo con uno, comento con otro, chapurreando todos los idiomas.

Tenemos desde españoles, peruanos, serbios, calabreses, suizos, alemanes, italianos, portugueses, etc… una gama infinita de culturas, gustos, costumbres, y los más chistoso es que, sin ningún problema se hacen entender.

Les he pedido que me guarden todos los palets que haya y que no me tiren ninguno. Los hombres se ríen, deben pensar que estoy medio chalá, pero yo les he dicho muy diplomáticamente que quiero hacer una mesa y forrar un mueble de Ikea.

Lo dicho, que he querido darle un nuevo look a mi mueble y me he pasado un poco con el colorcito, jijiji. Cuando Michael lo vio, no dijo nada, se lo quedó mirando atónito, sin respiración. Supongo que debo interpretar su reacción como una sorpresa positiva, no?

A mis nenes les encanta, incluso me han preguntado si me sobra pintura, vete a saber que es lo que quieren hacer con el resto de ella. Mejor será que no les de la oportunidad de poner en práctica sus dotes de pintores, no quiero que se me quede la cara como la de mi marido.

Lo primero que hice fue irme al Bauhaus, un centro comercial enorme y me surtí de todo el material necesario para mi obra de arte. Ya de regreso, desmonté los cajones, estaban pillados con unos tornillos. Una vez todos fuera, ataqué sacando los tiradores y puse la cinta de pintor en los lugares que no quería que se modificara el color.

Como el mueble estaba sin barniz ninguno, no tuve que lijarlo, tan sólo pasarle el paño húmedo fue suficiente. Pase a darle una capa de blanco para que luego cogiera el color de la pintura elegida con una pintura especial para prepararlo.

 

 

Kommode sin restaurar adquirida en ricardo.ch

Me encanta comprar cosas en un portal de segunda mano llamado Ricardo.ch, allí encontré este mueble útil y diferente.

 

 

 

 

Dejé que se secara y aproveché para pintar los tiradores de otro color ya que el que tenía no combinaba tan bien con el nuevo look. Con pintura de spray negra los dejé irreconocibles, super bien y sin ningún defecto, vamos, como salidos de fábrica.

Pasaron un par de días y volví con más ganas al ataque. Le di la primera capa de pintura y no veas que contenta que me puse. Me estaba quedando precioso, para mi gusto. Este paso lo repetí tres veces porque quería asegurarme que  quedase bien.

Tan solo quedaba el toque final. Una vez seco sólo me faltaba volver a fijar los tiradores a los cajones y listo.

 

Nuevo look para el mueble que te alegra el día cuando entras en mi casa

Esta es Kommode, el mueble que te alegra el día cuando entras en mi casa

 

Si te cuento que este sideboard lo compré en el famoso portal suizo que se llama ricardo.ch donde puedes comprar y vender todo, pero todo todo todo, por cuatro chavos, no me creerás.

Me encanta comprar los muebles de tercera, quinta, octava… mano y cambiarles el look, y si me salen super baratos ya ni te cuento. Por esto quería que vieras el resultado.

Que si quieres dejar tu opinión no te cortes, se aceptan todo tipo de ellas, ya sean buenas como no tan buenas. Y te prometo que cuando forre el mueble del Ikea también te mostraré su nuevo rostro, jijiji.

Y sí! esta vez la máquina de coser a tomado un respiro y han sido los pinceles quien se han puesto a trabajar. Creo que no importa aquello que hagamos siempre y cuando le pongamos mucha ilusión, estoy segura que el resultado será bueno y nos aportará satisfacción personal, no crees?

Te cuento más de mis travesuras en el próximo post, a cuidarse,

Susanna, Mama Chipetas

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE