Seleccionar página

Muy buenas a todas y si hay algún seguidor masculino pues también a todos. Deja que te hable hoy de los mercadillos de telas.

Échale un vistazo a los mercadillos de telas que vuelven locas a miles de mujeres. Aunque quizás te pille un poco lejos, si vives en España o al otro lado del charco, te quiero contar un par de secretos que quiero compartir contigo. Porque si a mi me beneficia, puede que a ti te interese. Indagando quizás encuentres alguna dirección o empresa que te ayude a conseguir las telas que necesitas. ¿No crees?.

Ya te habrás dado cuenta que vivo en Suiza, un país hermoso y donde me siento super arropada y feliz. Pero no todo son ventajas y flores de colores, olvídate, que esto no es así. Al no pertenecer a la EE.UU., cuando queremos hacer pedidos por internet, nos dan unas clavadas alucinantes.

BUSCANDO SOLUCIONES

Hay una manera de beneficiarse y es alquilar una especie de buzón de correos en Alemania. Buscar una ciudad o pueblo que no te pille lejos de casa, re-dirigir tus envíos allí. Una vez al mes hacer una excursión, aprovechar el día de compras y recogida de todos tus pedidos.

Suena extraño, ¿verdad?. Yo todavía no lo he puesto en práctica, pero si la cosa sigue así quizás tendré que estudiarme la posibilidad de hacerlo. Mientras tanto lo que hago es aprovechar y visitar los mercadillos de telas que se organizan justo cruzando la frontera suiza.

Se suelen organizar dos veces al año, una promocionando las telas ligeras y de primavera-verano, y la otra promocionando las telas más gruesas, como el manchester, o de lana. Siempre, siempre, siempre, encuentras de todo y para todo, sólo por ello, merece la pena ir y recrearse.

Estos mercadillos de telas, están llenos de telas de mil colores y de infinidades de estampados. Recuerdo la primera vez que lo visité, casi me da un sincope, no sabía por donde empezar. Tenía tanto miedo de quedarme sin telas que me volví loca haciendo fotos de stands que me habían dejado sin el habla.

NO SOLO LOS TULIPANES TIENEN MARCA HOLANDESA

La mayoría de las telas provienen de holanda, es mas el mercadillo de telas se llama “Stoffmarkt Holland”, y es para volverte LOCA. Ahora imagínate esa sensación ya la habrás experimentado antes cuando has entrado a una tienda o mercería, multiplícala al cubo, o que sé yo.

Consejo: no vayas con mucho dinero, vamos que mejor dejes la tarjeta de crédito en casita. Llévate lo justo, porque te arruinas.

No exagero, estoy experimentando las mismas sensaciones que si estuviera en los mercadillos de telas, y me está dando un subidón. Para colmo he visto que pronto, a mediados de marzo hay uno a hora y media de casa. Lo voy a anotar en el calendario, ya me veo haciendo una lista de todo lo que puedo necesitar.

Chica, si voy, lo mismo cuelgo un video, para que te hagas una pequeña idea de lo que te estoy hablando, para compartir mi locura contigo, jijijij.

Si te apetece echarle un vistazo, aquí tienes la lista de todas las ciudades donde se van a celebrar todos los mercadillos de telas en este 2017.

 

Y como siempre digo, disfruta al máximo cosiendo y creando, un saludo muy grandote desde la acogedora y ya fresquita Suiza de una amiga, Susanna.

No olvides ponerte en contacto si tienes dudas o cualquier cosa, vale? Gracias por acompañarme en esta aventura.

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE

¿Te resulto útil ? Compártelo...
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn