Seleccionar página
MI TALLER DE COSTURA

MI TALLER DE COSTURA

TE PRESENTO MI TALLER DE COSTURA, EL RINCÓN DESDE DONDE DEJO QUE MIS PROYECTOS SE HAGAN REALIDAD.

No es siempre oro lo que reluce y lo digo por experiencia. En mi taller de costura hay días que ha caído una bomba.

Como me encantaría poder mantener todos los días mi taller de costura limpio y ordenado como te lo presento en este post. No voy a buscar ni excusas, ni dada de nada, para justificar que no siempre sea así.

Cuando me pongo a trabajar en un proyecto, ya sea en la planificación, como en la elaboración, me meto de lleno. Me subo en mi nube y ya me pueden venir a preguntar lo que quieran, que no estoy!!! Esta es la teoría pero en la práctica, no siempre funciona, “por hache o por be”  hay un bicho que me zumba en el oído y bueno, si tienes niños supongo que sabrás de lo que hablo.

mi cartel de no molestar me tiene que ayudar a mantener un orden en mi taller de costura.

Ya te digo!!! o funciona, o me doy con un cactus en la cabeza. No puede ser, que salga del cuarto de costura, dejando todo “patas arriba”.

Porque soy la especialista número uno en ponerlo en práctica. Dejo el proyecto a medias, me lío con tareas de la casa o escolares de los nenes y si te he visto no me acuerdo. Digamos que voy a aprovechar este momento de orden total, para seguir manteniendo mi rincón acogedor y presentable.

 

BIENVENIDA A UNA DE LAS HABITACIONES DE MI CASA, TE PRESENTO MI TALLER DE COSTURA

 

ESTANTERIAS

Sencillas estanterías que decoran la pared y que son ideales para colocar en ellas pequeños detalles y materiales que necesito tener a mano. En ellas tengo mis pinzas, mis etiquetas caseras, las agujas de trapillo, y herramientas como pinzas y rodillos.

 

LAS VISTAS

Esto es lo que veo cuando estoy sentada delante del ordenador. El jardín y las vistas de mi pueblo y como no,  un árbol monstruosamente grande que me sirve de sombrilla para cuando el sol pica. Suelo despistarme y se me va el santo al cielo mirando al jardín.

MIS CUBITOS

Utilizando una barra para colgar cortinas de IKEA, la he acoplado de tal manera que entre los dos soportes de la estantería de los hilos, puedo colgar mis cubitos con todas sus cosillas, y demás. Guardo restos de cintas, tijeras, lazos y herramientas como el martillo y agujas de hacer media.

MUEBLE DE TELAS

Tal y como puedes ver, en este mueble guardo parte de mis telas de algodón. En una de las estanterías, tengo una colección de revistas inglesas de costura y manualidades. Los cajones, llenos de diferentes materiales, desde papel, cartón, botones, madroños,….

 

MINI PARED

En este trocito de pared, he añadido tres estanterías super pequeñas pero que son ideales para poner cositas. Y bueno, ya ni te cuento de mi carrito. Me fui al Bauhaus, y compré dos tubos de pintura roja para metal. Casi me ahogo pintando, pero el resultado es lo que cuenta.

PORRONES DE HILOS…

Mi porrón de hilos y mis cajas cargadas de cremalleras, cintas, puntillas, hilos para ganchillo, etc… Y por si no te has dado cuenta esta es la pared que utilizo cuando presento los tutoriales, retiro un poco la mesa de la pared, lo justo para colocar la silla.

RINCÓN VENTANA IZ

En este rincón tengo el cuadro que me hizo Maria como regalo de navidad, una flor preciosa estilo mandalas. Archivadores para toda la correspondencia y cajones repletos de materiales y patrones. Un día de estos te enseño todo todito, para que veas todo lo que guardo.

 

RINCÓN VENTANA DR

En este rincón de la ventana tengo un par de fotos de la familia, y libros que me inspiran y me dan ideas para la creación de los futuros proyectos. También tengo el cuadro que me hizo mi sobrina Laia y que me encanta. Estoy rodeada de artistas, no veas que guay.

PARED ARMARIO

Esta es la pared que tiene un mueble empotrado lleno de más materiales. Me considero un hámster aunque tengo que reconocer que hace unos meses era todavía peor. Y bueno, la tabla de planchar cuelga de un gancho y las cintas de biés a una barra de cortina.

NADA MÁS QUE MOSTRAR….

 

Este ha sido un paseo virtual por mi taller de costura. Digamos que en un principio está casi acabado, quedan un par de cosillas, pero cada cosa a su tiempo. Por ejemplo, al mueble que tengo en la pared del armario empotrado, quiero coserle una especie de cortina como la que hice para tapar un hueco del escritorio que tengo en el local, ¿recuerdas?. Puedes ir al post para que sepas de que te hablo.

Este post llega a su fin y que decirte, muy deseosa de que me acompañes en el próximo. Cuídate y disfruta cosiendo, un saludo grandote de la todavía fría pero acogedora Suiza, hasta pronto Susanna.

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE

CÓMO HACER UNA TARTA DE PAÑALES

CÓMO HACER UNA TARTA DE PAÑALES

Hoy vengo con una súper genial idea, que te va a sacar de mas de un apuro, una tarta de pañales.

Y aquí me tienes, contándote los pasos para hacer una tarta de pañales.

Aunque se pusieron de moda hace más de una década, eso no significa que hoy en día no se siga utilizando como regalo sorpresa para un recién nacido. Con una tarta de pañales, no te equivocas ni en los gustos de los padres, ni en la talla, ni en nada. Vamos, ahora entre tú y yo, ¿No te ha pasado que te han regalado algo que no era de tu agrado y tuviste que poner cara de -OOOOH, QUE BONITO!!!!? Pues a lo que voy, con este regalo, no te pasa.

Recuerdo que fue uno de los regalos que recibí que me dejaron sin habla, fue para el nacimiento de Maria. Eso me dio la oportunidad de crear unas cuantas y regalarlos a mis amigas o parientes que se estrenaban como mamás.

Haz un cálculo, así por lo alto y dime! ¿cuántos pañales al día necesita un bebé? Cinco, seis, hasta siete si me apuras? Entonces te animo a que pongas en práctica este tutorial para la próxima vez que tengas que hacer un regalo a alguien muy especial.

 

Si te apetece echarle un vistazo al video-tutorial, puedes darle al botón.

 

Y como siempre digo, disfruta al máximo cosiendo o creando, un saludo muy grandote desde la acogedora y ya fresquita Suiza de una amiga, Susanna.

No olvides ponerte en contacto si tienes dudas o cualquier cosa, vale? Gracias por acompañarme en esta aventura.

Materiales necesarios:

  • 7 / 8 pañales para el tercer piso
  • 16 / 20 pañales para el segundo piso
  • 30 pañales como mínimo para el primer piso
  • cartón para la base
  • cintas, lazos, papel de seda, tela,…
  • celo, gomas y cuerda
  • papel de celofán.

 

Si decides hacer una tarta de pañales tienes la posibilidad también de forrarla con alguna mantita pequeña. Tienes que doblarla de tal manera que tenga la altura del piso de la tarta y ayudarte de algún imperdible para sujetarla. También puedes usar gasas de colores.

Tienes infinidades de cositas con que rellenar la tarta:

  • cepillo de dientes infantil,
  • termómetro
  • colonias
  • cremitas
  • bastoncillos de algodón
  • calcetinitos
  • un body enrollado
  • unos zapatos de ganchillo,…..

Conociendo tu presupuesto puedes inspirarte y decorarla quedándote genial.

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE

NO SABES COMO SOLUCIONARLO, PUES CON TELA

NO SABES COMO SOLUCIONARLO, PUES CON TELA

Tienes también el mismo problema y no sabes cómo solucionarlo? Pues quédate quizás te puedas inspirar!

Hace unos días, andaba como una hormiga cambiando muebles de un lado para el otro. Pero no sólo en casa, también en la tiendecita. Que locura! El local es tan pequeño que no puedo abusar y cargarlo de muchas cosas, y cuando me lío a mover muebles, ya ni te cuento. En ocasiones, tengo que sacar trastos afuera para poder desenvolverme mejor.

Si me has seguido en el Facebook, sabrás que hice estos cambios de los que te estoy comentando. Colgué un par de fotos para que te hicieras una idea de como había quedado. Si alguien me hubiera grabado en secreto, se hubiera partido de la risa, aquello parecía un rastro, el garaje de mi casa, un KAOS!

Pues bien, entre esos cambios, había uno que me frenaba un poco, porque no sabía cómo solucionarlo. Pero como ya te conté un día, soy como Mc Giver, siempre busco y encuentro una solución.

El escritorio o mesa donde tengo la máquina de coser, tiene una abertura por la parte trasera horrenda. Si tienes la mesa pegada a la pared, te ahorras de verla, pero en este caso esta expuesta al público, tienes que hacer algo porque no es nada agraciada. Solución? Taparla, pero cómo? No me apetecía ir al centro comercial Bauhaus y comprar madera, otra vez un gasto extra que no era necesario.

Eureka!!! Así que manos a la obra!

 

Materiales necesarios:

  • »Un poco de tela
  • »unas varillas para cortinas
  • »ganchos para sujetar las varillas.

Las medidas exactas las encontrarás más abajo.

PASO 1: PREPARAR LA TELA

En mi caso yo he tomado las medidas del hueco que quería tapar. El hueco es de 35 cm x 70 cm, pero el corte de la pieza de tela lo he hecho un poco más ancho para darle un toque de rizo.

Y bien, ya has cortado la tela a tu medida y la has planchado bien, pues ahora pule las costuras del largo de la tela con un zic-zac o con la overlock, eso según la máquina que tengas o quieras utilizar.

PASO 2: COSER AMBOS TÚNELES

 

A ver, una vez que has cosido las costuras del largo de la tela, vas a preparar los dos túneles. Has medido bien y sabes las medidas del hueco que vas a tapar. Te cuento, en mi caso mide 70 cm de largo, así que le doy un margen de 10 cm de más. Tendré entonces 5 cm demás para doblar y hacer el túnel por ambos costados.

Te aconsejo que midas la cabeza de tus varillas, no sea que sea luego no tengas el espacio suficiente para pasarlas por los túneles.

PASO 3: LISTO PARA MONTARLO

¿Te has dado cuenta, que te falta muy poco para tener tu obra de arte acabada?

Ya has hecho el trabajo, el túnel está cosido.

  • Coges los ganchos adhesivos y los colocas primero en la parte superior del hueco.
  • A continuación pasas una varilla por el túnel y la cuelgas en los ganchos superiores, quedándote como si fuera una cortina.
  • Pasas la varilla restante por el túnel inferior de la tela y lo estiras bien.
  • Haces una marca con un lápiz para saber dónde vas a colocar los otros dos ganchos.
  • ATENCIÓN!!! Colocas los ganchos al revés, es decir, que queden con las puntas hacia abajo. Así quedará la cortina sujeta.

 

 

PASO 4: TACHÁN! 

Eres una artista, sólo te quedaba enganchar la varilla inferior a los ganchos y lo has conseguido. Si has hecho como yo y has querido que la tela quede con un rizo, repártelo bien para que quede simétrico.

Creo que es una manera rápida de solucionar un mini problemilla. Además siempre puedes cambiarle el motivo de la tela, según te convenga o te apetezca. Yo lo tengo claro, cuando sea navidad, la tela va ser con motivos navideños.

 

 

Si tienes alguna duda no dudes en preguntarme. Déjame un comentario y en cuanto pueda te contesto.

Otra vez vuelvo con IKEA, esta vez con un escritorio que compré en un portal de segunda mano RICARDO.CH y es donde tengo mi máquina de coser Bernina.

Bueno como ves el truco es sencillo, utilizando los propios productos de Ikea, puedes cerrar el hueco de este escritorio y modificar cada vez que se te antoje el modelo de la tela para darle un toque diferente.

Ten cuidado cuando hagas el túnel que sea lo suficientemente grande para que pase la varilla sin dificultad.

  • Mide el hueco que tienes que tapar. Añade 10 cm de más de largo para que tengas un margen de 5 cm por cada túnel.
  • Mide el ancho del hueco y dale unos 20 cm de más de tela para que puedas hacerle el rizo y quede más cuco.

 

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE

ETIQUETAS DE ROPA CASERAS

ETIQUETAS DE ROPA CASERAS

¿Preparada para crear tus etiquetas?

Tal y como te prometí, hoy quiero contarte como hago yo las etiquetas de ropa que luego más tarde utilizo para marcar las prendas que coso, que cursi queda eso de prendas, pero hay que darle un nombre a esas cositas, no?

Es fácil, pero muy fácil, dicen siempre todos. Lo es, pero hay que pillarlo, como todas las cosas, cuanto más practicas, más experta te haces en la materia, para eso no hay que ser muy listo, digo yo!!!

 

Material necesario:

Cinta de algodón entre 1,5-2 cm, depende el tamaño que quieras crear las etiquetas, hoja en color blanco, yo utilizo de AVERY T-Shirt transfers y como no, una plancha.

 

 

 

  1. Creas un documento Word como el que he creado yo, pero a tu medida.

 

post etiquetas de ropa casera del blog chipetas costura creativa

 

 

  • Cuando lo has creado, lo guardas como …. (le das el nombre que tu quieras, en mi caso es: etiquetas plancha).

 

  • Marco el documento word , voy al programa de Photoshop, abro una hoja nueva: formato A4 y pego lo que he copiado del documento de Word. Una vez pegado lo guardo como… y me voy a la barra de herramientas, elijo Bild (foto, imagen,… ) opción Drehen (girar, voltear,…) y por último horizontal spiegeln (espejo). Ya está!!!

 

etiquetas de tela casera de chipetas el blog de costura creativa.

 

  • Guárdalo de nuevo con el nombre que quieras y a imprimir!!!

 

foto del post etiquetas de ropa casera

 

  • Cortas las que necesitas y a planchar! un poco trabajoso pero también tiene su encanto saber que las has creado tu solita!!!

etiquetas de ropa casera               etiquetas de ropa casera

 

Tachaaaaannnnn!!!!!!!!!!!

 

el resultado de las etiquetas de tela caseras

 

 

Espero que te haya gustado y que mis explicaciones hayan sido lo suficientemente buenas para entender lo que tienes que hacer. De tener alguna duda, no olvides enviarme un mensaje y en cuanto tenga un rato te contesto.

 

Un saludo, Susanna el corazón de Chipetas.

 

HACER UN COJIN CON UN PANTALÓN

HACER UN COJIN CON UN PANTALÓN

CRÉETELO PORQUE VOY A HACER UN COJÍN CON UN PANTALÓN

¿Y no me negarás que la idea de coser un cojín con un pantalón, no es original? Si a eso le sumamos el color que he elegido para darle un nuevo look a mi silla, no hay desperdicio. Cuando lo compré en su día me pareció bastante discreto, el shock me lo llevé al abrir el bote.  ¡No era para menos!

Ya he utilizado este color para el mueble del recibidor, que no es por quererme echar flores, pero me ha quedado precioso. Cuando en su día compré la silla, tenía en mente pintarla de un rosita pastel, pero me dio pena echar a perder el resto de pintura, así que me dije que también podía quedar bien con los colores del estampado del pantalón.

Es una silla de las baratas de IKEA, creo que no pagué más de 15 Sfr.

 

Coser un cojín y pintar la silla de IKEA

 

 

La compré en una de mis visitas al centro comercial sabiendo a conciencia que no era para que se quedase tal y como te la presentan en la caja. En principio debería haber sido uno de mis futuros proyectos a realizar en primavera con la llegada del buen tiempo disfrutando del aire fresco y no ahora en invierno donde hasta las ideas se me congelan.

Este fin de semana hemos tenido hasta -11 grados (o sea en negativo), con un resfriado de los demonios, cansada de beber infusiones calientes, zumos de naranjas naturales, eucalipto, paracetamol,…. Dichoso virus que me tiene hasta el gorro.

Ya me estoy desviando del tema, resulta que tengo al peque de la casa que le encanta jugar afuera, sin importarle si hace frío o llueve, que por un lado me parece fantástico. A lo que iba, pues que nos ha nevado de lo lindo y él ha estado recogiendo toda la nieve del balcón durante horas. Pero parece ser que no ha tenido suficiente que ha atacado con la de la terraza. Ahí entro yo! Para hacernos mutua compañía (él desde fuera y yo desde dentro) me he puesto con el proyecto SILLA.

Con  uno de mis Audio-libros, desempaqueto la silla y la monto. Ha sido cosa de niños, super fácil y en un plis-plas estaba lista.

Una vez montada, el siguiente paso ha sido el de darle una capa de pintura blanca para que luego cogiera mejor  su color definitivo, o sea el color simpático.

Silla en blanco para el post de coser un cojín.

 

Se ha secado super rápido, así que antes del almuerzo estaba dándole la primera capa del color turquesa. Una vez seca la primera capa de pintura, que por cierto se la he dado con un rodillo, estaba lista para la segunda capa.

 

Primera capa de pintura en la silla de IKEA del post de coser un cojín

 

Mientras que esperaba a que se secase, busqué entre mis telas y no encontré ninguna que me dijera, -Sí Susanna, esta es! Hasta que di con unos pantalones que en su día Maria los heredó de Laia, mi sobrina.

A esos pantalones que tan pocas veces se quiso poner, dando siempre por excusa la intensidad del estampado, o sea, indiscretos para ser más exactos, Susanna encontró la solución para su uso. Esta vez iba a reciclar la tela y coser un cojín con ella. Usando el mismo patrón de la tela del cojín que estaba manchado de grasa, hice el nuevo.

 

Preparándome para coser un cojín para la silla

 

 

Aquí tienes el resultado de esta provechosa y divertida tarde de domingo. La silla la tienen los nenes en su mini despacho, adornando el pasillo. Es justo donde está el ordenador ya que lo comparten y de esta manera los tengo más controlados, supongo que ser tan exigente no es bueno, pero no soy partidaria de que los niños tengan un ordenador en sus cuartos, una no sabe nunca si están conectados al internet, que mala soy!!!!

 

 

 

Dime si te ha gustado o no, que también acepto las criticas constructivas, me sirven para aprender. Un saludo y hasta pronto, Susanna, mamá Chipetas.

 

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE

UN NUEVO LOOK PARA MI CÓMODA

UN NUEVO LOOK PARA MI CÓMODA

No sólo las personas cambiamos de look.

Lo digo porque esta vez le ha tocado a mi sideboard lavarle la cara. Mira que llegamos a almacenar y a guardar trastos en casa, creo que si participase en uno de esos rastrillos, mi stand sería, a parte de variado, quizás el único con tantos trastos en la mesa.

Ya he comentado que estamos haciendo reformas en casa, me lo paso super bien yendo a revisar todo lo que hacen los trabajadores, fisgo pero sin malas intenciones, hablo con uno, comento con otro, chapurreando todos los idiomas.

Tenemos desde españoles, peruanos, serbios, calabreses, suizos, alemanes, italianos, portugueses, etc… una gama infinita de culturas, gustos, costumbres, y los más chistoso es que, sin ningún problema se hacen entender.

Les he pedido que me guarden todos los palets que haya y que no me tiren ninguno. Los hombres se ríen, deben pensar que estoy medio chalá, pero yo les he dicho muy diplomáticamente que quiero hacer una mesa y forrar un mueble de Ikea.

Lo dicho, que he querido darle un nuevo look a mi mueble y me he pasado un poco con el colorcito, jijiji. Cuando Michael lo vio, no dijo nada, se lo quedó mirando atónito, sin respiración. Supongo que debo interpretar su reacción como una sorpresa positiva, no?

A mis nenes les encanta, incluso me han preguntado si me sobra pintura, vete a saber que es lo que quieren hacer con el resto de ella. Mejor será que no les de la oportunidad de poner en práctica sus dotes de pintores, no quiero que se me quede la cara como la de mi marido.

Lo primero que hice fue irme al Bauhaus, un centro comercial enorme y me surtí de todo el material necesario para mi obra de arte. Ya de regreso, desmonté los cajones, estaban pillados con unos tornillos. Una vez todos fuera, ataqué sacando los tiradores y puse la cinta de pintor en los lugares que no quería que se modificara el color.

Como el mueble estaba sin barniz ninguno, no tuve que lijarlo, tan sólo pasarle el paño húmedo fue suficiente. Pase a darle una capa de blanco para que luego cogiera el color de la pintura elegida con una pintura especial para prepararlo.

 

 

Kommode sin restaurar adquirida en ricardo.ch

Me encanta comprar cosas en un portal de segunda mano llamado Ricardo.ch, allí encontré este mueble útil y diferente.

 

 

 

 

Dejé que se secara y aproveché para pintar los tiradores de otro color ya que el que tenía no combinaba tan bien con el nuevo look. Con pintura de spray negra los dejé irreconocibles, super bien y sin ningún defecto, vamos, como salidos de fábrica.

Pasaron un par de días y volví con más ganas al ataque. Le di la primera capa de pintura y no veas que contenta que me puse. Me estaba quedando precioso, para mi gusto. Este paso lo repetí tres veces porque quería asegurarme que  quedase bien.

Tan solo quedaba el toque final. Una vez seco sólo me faltaba volver a fijar los tiradores a los cajones y listo.

 

Nuevo look para el mueble que te alegra el día cuando entras en mi casa

Esta es Kommode, el mueble que te alegra el día cuando entras en mi casa

 

Si te cuento que este sideboard lo compré en el famoso portal suizo que se llama ricardo.ch donde puedes comprar y vender todo, pero todo todo todo, por cuatro chavos, no me creerás.

Me encanta comprar los muebles de tercera, quinta, octava… mano y cambiarles el look, y si me salen super baratos ya ni te cuento. Por esto quería que vieras el resultado.

Que si quieres dejar tu opinión no te cortes, se aceptan todo tipo de ellas, ya sean buenas como no tan buenas. Y te prometo que cuando forre el mueble del Ikea también te mostraré su nuevo rostro, jijiji.

Y sí! esta vez la máquina de coser a tomado un respiro y han sido los pinceles quien se han puesto a trabajar. Creo que no importa aquello que hagamos siempre y cuando le pongamos mucha ilusión, estoy segura que el resultado será bueno y nos aportará satisfacción personal, no crees?

Te cuento más de mis travesuras en el próximo post, a cuidarse,

Susanna, Mama Chipetas

APRENDE A TENER UN COSTURERO ORDENADO Y EFICIENTE